Mercado de las brujas

Mercado de las Brujas

El mercado de brujas de la ciudad de La Paz es impresionante y nos muestra la esencia de esta ciudad, la mezcla de creencias ancestrales, coloniales y nuevas en un solo espacio dedicado al misticismo y hasta lo sobrenatural. Cientos de pociones, amuletos, perfumes y diferentes objetos para atraer la suerte, para tener un buen empleo o conseguir el amor son encontrados en las atiborradas tienditas atendidas por una mujer indígena mestiza quien te explica, amablemente, para que sirven cada uno de este sin fin de objetos.

Acá la Pachamama (la madre tierra) se hace presente, muchas de las creencias y tradiciones indígenas aymaras y quechuas, que rodean las calles donde está el mercado de las brujas de La Paz están dedicadas a la Pachamama, aquí tanto locales como turistas encuentran ritos de como agradecer algún favor pedido o como pedírselo, es así que la Pachamama sigue siendo el centro de adoración de los indígenas mezclada con la religión católica pero siempre presente.

El regalo que más le gusta a la Pachamama son los dulces, nos dice una de las vendedoras, por eso los amuletos de cómo conseguir un empleo, dinero, tener prosperidad en el trabajo, conseguir una casa o un automóvil está hecho de dulce, esta ofrenda se quema junto con varias hierbas y se entierra esperando que la Pachamama nos haga el favor de darnos lo pedido.

Sin embargo, lo que más asombra a los visitantes son la cantidad desmedida de fetos de llama que cuelgan macabramente de los puestos de las hechiceras del mercado de las brujas, estos fetos son muy requeridos cuando se construyen casas en la ciudad, ya que, se entierra uno de ellos como ofrenda a la madre tierra, para prevenir accidentes con decesos fatales. Los albañiles y constructores indígenas no comenzarán una construcción si no han hecho la ofrenda o suyu a la madre tierra, como pidiéndole permiso para “lastimarla” mientras se hace la construcción. Otros objetos muy requeridos por viajeros y turistas son los amuletos, el cóndor para tener un buen viaje o la llama para la prosperidad, los amuletos para el amor y para el trabajo o un sapito para la suerte, y los que son más osados pueden acudir a un yatiri para que le diga su futuro mediante la lectura de las hojas de coca.

El colorido de esta calle, los impactantes olores de las hierbas medicinales, los inmutables amuletos que parece te miraran y toda la magia que encierra este lugar hace que los turistas y visitantes encuentren al mercado de las brujas de La Paz como un lugar fantástico, raro y hasta espeluznante. Y lo mejor, está a solo una cuadra de nuestro Hotel, Hotel Rosario, quien absorbe toda esta energía del misticismo andino que puedes sentir en sus patios y corredores.